Lección: Email Marketing

 In curso online

Conocido como email marketing o emailing, se trata de una técnica que utiliza el envío masivo de correos electrónicos para llegar a unos contactos establecidos anteriormente, quienes pueden ser, por ejemplo, el público de nuestra marca o el listado de nuestros clientes. Hablamos de una estrategia de marketing, pero también de publicidad y comunicación, puesto que la finalidad es hacer llegar un mensaje a un receptor.

Su gran ventaja es que no es una técnica invasiva: el usuario, previamente, acepta recibir este tipo de campañas. Esto, sumado a una adaptación apropiada del contenido, creatividad y una segmentación de los públicos, nos llevará a conseguir un mayo retorno de la inversión. Así pues el email marketing se convierte en un excelente canal entre la marca o empresa y el usuario.

Según el informe “Las herramientas de Marketing & Ventas y el uso del CRM en las empresas españolas en 2016”, elaborado por SoftDoit, el 77% de las empresas españolas utiliza esta técnica para captar clientes. En comparación con otros canales como las redes sociales, la fidelización creada por correo es hasta tres veces mayor.

Más allá, los datos ofrecidos de parte de los usuarios también animan a crear campañas de email marketing. Para empezar, revisamos más de cuatro horas al día nuestra bandeja de entrada, y el 53% de los usuarios se muestran interesados por los emails de diferentes marcas, siempre y cuando no sean ni masivos ni intrusivos. Como tendencia, tener en cuenta los dispositivos móviles también es importante: el 70% de la población consulta su bandeja de entrada desde el móvil.

Ahora que ya sabes a qué nos referimos al hablar de una campaña de email marketing, y conoces las cifras y su importancia, ¿empezamos con la lección? Aprenderás qué herramientas (gratuitas y de pago) puedes utilizar para enviar tus campañas, unos consejos fundamentales para optimizar el envío y un paso a paso de cómo crear tu primera campaña.

modulo-completo-email-marketing

Consejos para elaborar una campaña

El primer consejo que debes aplicar es que no existe una fórmula mágica para que tus campañas sean un éxito. Para empezar, mentalízate de ello, de que tendrás que realizar diferentes pruebas (de contenido, segmentación, público, asunto, horario…), y que tendrás que dedicarle un tiempo al estudio de los informes que te ofrece la herramienta que hayas escogido tras el envío de una campaña.

Y ahora que ya has asimilado este primer consejo, aquí tienes otros que no debes dejar pasar cuando diseñes tu campaña:

  • Personaliza el mensaje. Es fundamental que trabajes en el asunto, incluso puedes realizar test A/B (tranquilo, más adelante te explicamos cómo) con distintos asuntos y que se envíe el que mejor funcione. Además, puedes incluir una serie de etiquetas como el nombre del destinatario que ayudará a crear un ambiente de cercanía.
  • Imagen corporativa. No te olvides de incorporar el logo, los colores corporativos, la tipografía… Y mantener siempre el mismo estilo para ser reconocido.
  • Adapta el lenguaje a tu público. Lo ideal es que se encuentre a medio cambio entre la mejor manera de comunicar el mensaje de la empresa y el argot utilizado por el público objetivo.
  • Ofrece los botones de darse de baja de tu boletín y la información de contacto como redes sociales o teléfonos.
  • Procura que tu campaña no caiga en spam. Cuidando el contenido y cumpliendo el consejo anterior ya estarás más cerca de este objetivo.
  • Mantén actualizadas tus bases de datos. No servirá de nada que les continúes enviando tus mensajes a aquellos que no lo leen, no lo quieren recibir o cuyos correos son rebotados.
  • Analiza los informes Tras hacer el envío de la campaña, debes tener clara una serie de métricas y analizar cómo ha ido para saber cómo mejorar.

10 ventajas que te aporta el email marketing en tu estrategia

Mucho se ha hablado de la desaparición del email marketing para las empresas, pero lo cierto es que sigue ahí. Ninguna marca quiere dejar de tener esta vía de comunicación con sus clientes, y más con sus posibles clientes. Lo cierto es que, algunos informes, apuntan a que convierte hasta tres veces más que las redes sociales, pero, para lograrlo, tienes que trabajar bien en tus campañas y en la segmentación de tus bases de datos. Pero ¿por qué optar por él en nuestra estrategia de marketing digital?

  1. Es económico, barato, incluso gratis. Siempre dependerá de la herramienta de email marketing que escojas, y de la cantidad de correos electrónicos a los que quieras enviar tu newsletter; algunas te ofrecen la posibilidad de hacerlo gratis con un determinado número de envíos. No obstante, para aquellas empresas que por decisión o por necesidad inviertan en una herramienta de pago, al final verán como estas acciones de marketing serán de las más rentables, frente a otras como la publicidad tradicional o digital.
  1. Es rápido: lo preparas, lo diseñas, optimizas la base de datos y enviar. No importa dónde estén tus clientes, lo recibirán en su bandeja de entrada y lo podrán leer cuando ellos quieran. Debemos tener en cuenta la era de la inmediatez en la que vivimos. Imagínate que tienes una tienda online y lanzas una oferta que expira a las 24h. La mejor manera de hacérsela llegar al usuario será con un correo electrónico, pues le notificará de ello su teléfono móvil (bendita era mobile).
  1. Posibilidad de no sonar monótono. Esta ventaja dependerá de tu creatividad y tu ingenio para sacarle el máximo partido. Pero lo cierto es que este canal nos permite comunicarnos en diferentes formatos: imágenes, vídeos, música, GIFs, etc. No siempre tenemos que utilizarlo para enviar ofertas, sino que pueden ser contenidos de interés, felicitaciones de cumpleaños, avisos sobre cambios en las políticas, etc.
  1. Personaliza tus campañas. El usuario que reciba tu correo electrónico es lo suficientemente listo como para saber que es un envío masivo, pero, desde luego, que la impresión será menor si personalizas cada correo. No te llevará casi nada de tiempo incluir, por ejemplo, nombre de la persona destinataria o enviar un correo distinto en función de su ubicación geográfica. Este último ejemplo responde a la segmentación de las campañas. Siempre y cuando conozcas algún criterio importante de tu público (edad, lugar de residencia, intereses, etc.), podrás segmentar tu campaña y ofrecerle una experiencia “personalizada”. Gracias a una campaña de email marketing bien segmentada, la tasa de conversión puede aumentar hasta un 20%.
  1. Medición. Como bien te estamos diciendo en todo este curso, medir los resultados es imprescindible para saber si te está funcionando la estrategia correctamente. Las principales herramientas de email marketing te ofrecen una amplia información, organizadas en informes o reportes de tus campañas enviadas. Igualmente, tendrás que definir unas métricas concretas, unos objetivos cuantificables que desees alcanzar.
infografia-email-marketing
  1. Haz pruebas de distintos correos y envía el que mejor funcione. Se conoce como Test A/B y son una excelente manera de comparar la eficacia de nuestros correos. Se trata, básicamente, en el envío de dos correos cuya base es la misma, pero que contienen elementos diferentes (por ejemplo, queremos informar sobre nuestro nuevo local, pero hacemos prueba de envío sobre los formatos, qué asunto poner, colores, diseño, etc.). Podrás seleccionar el porcentaje de usuarios recibirán cada correo (por ejemplo, decidimos enviar el test A a un 5% del total de la base de datos, y el test B a otro 5% de la misma). Una vez enviados, de forma automática, la herramienta decidirá cuál de los dos tiene mejores resultados y la enviará al resto de la base.
  1. Automatizar campañas. Muchas de las herramientas nos permiten automizar nuestros envíos, con lo cual solo tendremos que crearla y programarla. ¡También elaborar los informes posteriores! Además, existe una funcionalidad llamada workflow o secuencias de correos. Cada vez que se cumpla una condición (por ejemplo, un nuevo registro o un cumpleaños), el correo será enviado a la dirección indicada.
tutorias-curso-marketing-digital
  1. Aumento del tráfico web. Deberá coincidir con tus objetivos a la hora de elaborar una estrategia de email marketing, pero si es así, seguro que notas un pico de tráfico en las horas posteriores al envío. Para ello, necesitarás esforzarte en una alta tasa de apertura: redacta un asunto del mensaje que atraiga y cumple las condiciones para no caer en la carpeta de Spam.
  1. En constante evolución. Hace años muchas eran las bocas que pronunciaban que “el email marketing iba a desparecer”. No ha logrado acabar con ello el envío masivo de SMS ni las redes sociales. Ni siquiera nos planteamos dejar de trabajar con este canal cuando incorporamos WhatsApp en nuestras estrategias. Con el paso de los años, el email marketing se ha consolidado como una acción efectiva. Y, además, cambiante. La alta penetración de los dispositivos móviles ayuda a la recepción inmediata de correos. ¡Quién sabe qué nos deparará el futuro!
  1. Es ecológico. Hay que cuidar el planeta, y eso lo entendemos todo. Algunas estrategias de marketing convencional no son sostenibles con los recursos que tenemos. Enviar la misma información, ya sea comercial, corporativa o de cualquier tipo, mediante un correo electrónico apenas requiere de recursos naturales. ¡No desperdiciaremos nada de papel!
email-marketing-curso-marketing-digital

Más contenido disponible en el curso completo

 Herramientas y cómo escoger la ideal para ti

 Campañas de email marketing con Mailchimp

Recommended Posts

Dejar un comentario

0

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
marketing-buscadores-curso-marketing-onlinemarketing-de-afiliados

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER