Cómo medir el ROI de tu estrategia de Content Marketing

El ROI (Retorno de la Inversión, en inglés) se ha convertido en una obsesión para aquellos que trabajan en el sector del marketing. Sin embargo, esta preocupación se amplifica al hablar de soportes y campañas digitales, donde la trazabilidad es aún mayor que en medios convencionales. Ahora bien, para terminar de rizar el rizo, nos encontramos ante un nuevo reto: medir el rendimiento de nuestra estrategia de content marketing.

Podríamos incluir otras variables, si bien hemos preferido centrarnos en seis que nos permitirán saber, de primera mano, si nuestra estrategia de marketing de contenidos está generando los resultados deseados:

1.Tráfico

Lo más obvio es comenzar por un resultado cualitativo, igual que haríamos para clasificar el desempeño en otras plataformas sociales. Para ello, deberemos acudir a un medidor (ya sean las estadísticas facilitadas por el propio servidor, Google Analytics o Kissmetrics, entre otros) y poner en contraste los resultados obtenidos durante el periodo actual y el anterior al desempeño del plan de marketing de contenidos.

Además, si queremos ir un paso más allá, podemos aportar un valor económico a dicho incremento a partir del coste medio por clic de las principales palabras clave que aportan visitas a nuestro sitio web: multiplica ese coste medio por el incremento en visitas y podrás tener un contravalor de lo que hubiera costado publicitariamente dicha campaña.

2.Leads

Yendo un paso más allá dentro del embudo de conversión nos encontramos los leads generados por nuestra estrategia de contenido. En este sentido, a través de herramientas como Google Analytics podemos establecer objetivos a través de los cuales poder analizar qué soportes han aportado más oportunidades comerciales, adjudicándoles un valor a cada uno en función de la inversión realizada en los mismos. De esta manera, podemos conocer la eficiencia o no de una campaña.

Google Analytics

3.Conversiones

Ligado al anterior, en este caso hablamos de la parte más estrecha del embudo: aquellas acciones que han derivado en una conversión directa (entendiendo esta no sólo como una venta, sino cualquier otro objetivo planteado durante la campaña).

4.Backlinks

¿Tu contenido ha sido lo suficientemente bueno como para que otros lo hayan enlazado a sus sitios web? Recordemos que uno de los elementos que más valora Google a la hora de posicionar orgánicamente un sitio web es la cantidad de enlaces entrantes (Dofollow, pero también Nofollow) que apuntan hacia este, por lo que si logramos que otros usuarios pongan en valor nuestros posts estaremos mejorando proporcionalmente nuestro SEO. Una vez más, si queremos monetizar dicha actividad, tan solo tendremos que buscar un comparable en el mercado (algunas empresas ofrecen backlinks de DA30 por 30€) y multiplicarlo por el número de enlaces entrantes conseguidos de manera orgánica.

Banner

5. Notoriedad de marca

Este es un concepto algo más intangible, si bien también se puede medir. Por ejemplo, ¿te has convertido en una autoridad sobre una temática concreta a raíz de la publicación de un contenido en concreto? ¿Se han hecho eco los medios de comunicación “convencionales” de tus posts? Aunque no sea la mejor solución, también podemos cuantificar dicha presencia multiplicando por las tarifas publicitarias vigentes en cada medio el espacio o tiempo que ha producido nuestra intervención.

6.Generación de comunidad

La creación de contenidos sin una estrategia de viralización no sería lo mismo, de ahí que el hecho de que un determinado contenido favorezca el crecimiento más allá del sitio web también es un factor a tener en cuenta. Retweets, menciones, favoritos o comentarios (en definitiva, cualquier elemento que contribuya a generar engagement) serán otro termómetro a tener en cuenta para medir la eficacia de un content marketing plan. Si además queremos cuantificar dicha actividad, solo tenemos que acudir a las herramientas publicitarias de las diferentes plataformas sociales, identificar el CPC medio y multiplicarlo por el número de interacciones generadas.

Entradas Recientes

Déjanos un comentario