¿Gestiona tu empresa correctamente sus redes sociales?

Las redes sociales se han convertido en una de las herramientas más óptimas dentro del marketing de cualquier empresa. Estar presente en la red es importante, sí, pero hacerlo inadecuadamente más que un beneficio, puede afectar a nuestra imagen corporativa.

A continuación, os vamos a detallar los errores más comunes que las empresas suelen cometer mientras intentan “conquistar los mares de internet”. ¡Siguiendo nuestros consejos, navegarás por aguas serenas!

Los 10 errores más comunes en las redes sociales

1.Uso excesivo de la automatización de tus publicaciones

Una de las herramientas más conocidas por todo Community Manager es Hootsuite, aplicación que nos ayudará en nuestro día a día, favoreciendo la organización de nuestras redes sociales.

La automatización produce muchas ventajas, ya que nos permite planear de antemano qué podemos publicar de interés para nuestros usuarios de una manera organizada, pero abusar de la automatización puede ser claramente una desventaja.

¿Por qué? Muy sencillo, si nuestras publicaciones son siempre a la misma hora, los mismos días, y en las mismas redes sociales constantemente, daremos la imagen de que tenemos a un robot como trabajador más que tener a una persona al otro lado de la pantalla.

2.Contenido poco variado

Como ya os hemos dicho en varias ocasiones, el protagonista de tu empresa no eres tú, sino tus clientes. Debes molestarte en conocerles, saber qué les motiva, les preocupa, les interesa… ¡O simplemente qué les hace reír!

Publicar constantemente qué haces o tus logros, más que beneficiarte te proporcionará una imagen aburrida.

Comparte contenidos en diferentes formatos: vídeos, imágenes, texto… ¡No compartas siempre lo mismo y en el mismo formato! Así no llamarás la atención de nadie.

no aceptar criticas

3.No aceptas las críticas

Internet alberga a millones de usuarios, lo que implica que nuestros mensajes suscitarán diferentes opiniones. No podemos pretender que todo el mundo tenga una imagen positiva de nosotros o de los contenidos que estamos compartiendo. Ármate de paciencia y no te tomes nada de manera personal.

Es fundamental no borrar los comentarios negativos hacia nuestros servicios, ni tampoco debes ignorarlos. Contestar con el máximo respeto es lo mejor que podemos hacer. Así daremos una imagen de cercanía, y transparencia. Tómate las críticas como algo positivo y de lo que podrás aprender para mejorar.

4. Emplear tu perfil personal

Muchas empresas a parte de un perfil corporativo, tienen perfiles personales vinculados a la empresa, ¡grave error! Debemos ser conscientes del gran impacto que pueden producir nuestras publicaciones, ya que estas pueden llegar a millones de personas.

bisbal rrss

Una publicación poco adecuada, o demasiado personal puede poner en riesgo la reputación de nuestra empresa, y no debemos olvidar que nuestra presencia en las redes sociales es justamente para mejorarla.

Por otro lado, algunas redes sociales pueden bloquear tu cuenta, ya que en sus bases especifican que un perfil personal no es válido para representar a una empresa o marca en su red.

5. Sigues a un sinfín de personas

Uno de los objetivos de nuestra presencia en las diferentes redes sociales, es obtener un feedback con nuestros clientes. Por ello, no importa la cantidad de seguidores que tengamos, sino su calidad.

Nos interesa llegar a un público activo, que interactúe con nosotros, que nos haga llegar sus opiniones, tanto positivas como negativas, y si nos ayuda a viralizar nuestros contenidos, ¡mejor que mejor!

6. No tienes un plan estratégico

Antes de ponernos a compartir publicaciones por la red a lo loco, debemos analizar qué queremos transmitir, cómo y a través de qué canal. No tiene ningún sentido que no tengamos identificado al público al que queremos dirigirnos, ya que esto es fundamental para saber en qué redes sociales hacerte ver.

Debemos planear cada una de las acciones que vamos a comunicar. Como consejo (¡gratuito!) te diremos que realizar un calendario de publicaciones te resultará muy útil. Esto nos ayudará a llevar una comunicación coherente y ordenada.

banner rrs

7. Estás presente en tooooodas las redes sociales

Como os acabamos de mencionar, no tiene sentido estar en todas y cada una de las redes sociales existentes. Lo importante es llegar a nuestro target. Por lo tanto, debemos analizarle y saber cuáles son las redes sociales de su interés, así también tendremos una pista del tipo de contenido que le atrae, como vídeos, infografías…

8. Molestas a tus contactos con spam

Si eres de los típicos usuarios de Facebook que constantemente manda invitaciones de la página de su empresa a sus contactos, seguramente más que motivarles a seguirte, estés consiguiendo justamente lo contrario.

No por ser pesado vas a conseguir tu propósito, lo único que conseguirás es transmitir una imagen desesperada y demasiado insistente.

Nadie quiere recibir información de un producto o servicio que no ha solicitado. Intentar una insistente promoción o comentar continuamente en otras publicaciones sobre los servicios que ofreces, ahuyentará a tus posibles clientes.

Revisar publicaciones

9. Revisa tus publicaciones

Somos humanos, y es más que corriente que cometamos diferentes errores a la hora de realizar una publicación como, por ejemplo, errores ortográficos, escribir mal un nombre o confundirnos en la fecha de la realización de un evento. Revisa una y otra vez la publicación, ¡las prisas nunca fueron buenas consejeras! Cierto que son solo errores que todos cometemos, pero de forma continuada afectarán a nuestra imagen.

¡Cuidado con la función de autocompletar en los hashtags de Twitter! No te vaya a suceder como a la Agencia EFE

 10. No tienes un Community Manager

No peques de pensar que la gestión de las redes sociales puede ser llevaba a cabo por cualquier persona. Recuerda, “zapatero, a sus zapatos”.

Una óptima gestión de las redes sociales precisa de muchos conocimientos, y por ello, debemos poner al frente de este trabajo a una persona cualificada, ya que será quien represente a nuestra marca en las redes sociales.

Un Community Manager es un experto de las redes sociales a nivel profesional, y aporta a nuestra marca un gran valor.

Recommended Posts

Déjanos un comentario